Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Miopía y astigmatismo, ¿en qué se diferencian?

1

Más del 60% de la población española padece algún defecto refractivo, como hipermetropía, miopía y astigmatismo. En este post te explicamos en qué se diferencian la miopía y el astigmatismo para que tengas toda la información.

Lo primero que debes saber es que los defectos refractivos se producen cuando la imagen que llega a la retina a través de la córnea y el cristalino no se enfoca de forma adecuada debido a alguna alteración. En un ojo emétrope o normal, las imágenes se enfocan directamente sobre la retina. En cambio, cuando la imagen converge en un punto fuera de la retina, estamos ante un defecto de refracción, que se traduce en una pérdida de la agudeza visual. En el caso de los miopes tienen una mala visión de lejos, pero ven con claridad los objetos cercanos. Sin embargo, quienes tienen astigmatismo ven de forma borrosa y distorsionada, de lejos y de cerca.

¿Qué es la miopía?

La miopía es el defecto refractivo más común. Se produce porque la imagen del objeto se forma justo delante de la retina, lo que provoca una mala visión de lejos y una óptima visión de cerca. Los primeros síntomas suelen aparecer en la infancia y los cambios de graduación evolucionan hasta que, normalmente, se estabilizan en torno a los 25 años.

No obstante, en los casos de alta miopía (miopía magna) puede no alcanzar nunca esa estabilidad. En este caso no nos referimos a un número concreto de dioptrías, sino a otras cualidades del ojo como son el tamaño o longitud axial del mismo, o algunas alteraciones específicas en el fondo del ojo. Los altos miopes pueden tener predisposición a sufrir otras patologías como desprendimiento de retina, maculopatías miópicas, alteraciones del nervio óptico y/o glaucoma, entre otras.

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es el tercer defecto visual más común entre la población española, por detrás de la miopía y la presbicia. A diferencia de los demás defectos de refracción, el astigmatismo depende en su mayor parte de la córnea. En una visión normal, la córnea presenta una curvatura similar en toda su superficie, es decir, es simétrica. Sin embargo, cuando existe un defecto astigmático, un meridiano de la córnea es más pronunciado que su perpendicular. Esto causa una visión borrosa y distorsionada, en todas las distancias.

No obstante, el astigmatismo puede presentarse solo o acompañado de otros defectos refractivos. Teniendo esto en cuenta, podemos hablar de astigmatismo miópico, hipermetrópico o mixto.

Corrección de la miopía y el astigmatismo

Para corregir la miopía y el astigmatismo existen dos opciones:

Gafas y lentes de contacto

En el caso de la miopía son necesarias unas lentes cóncavas para compensar el defecto. En cambio, para el astigmatismo se emplean las lentes tóricas, que tratan de corregir la curvatura anormal de la córnea para poder enfocar correctamente los objetos.

La cirugía

Como en todas las cirugías, es precisa una valoración previa para estudiar las características específicas del ojo del paciente y un estudio personalizado. De esta forma, el oftalmólogo determinará el tratamiento quirúrgico más adecuado en cada caso.

  • Tratamiento quirúrgico con láser de Excímero

    En este caso, se emplea el láser para tallar la córnea. Se modifica su forma para corregir las dioptrías. Existen dos técnicas: LASIK y PRK. Según las características propias de cada paciente, se empleará una u otra.

 

Agrupa un conjunto de técnicas quirúrgicas para corregir los defectos refractivos del ojo. En lugar de usar lentes de contacto externas, con esta cirugía se implanta una lente en el interior del ojo. Puede realizarse sustituyendo el cristalino por una lente intraocular (cirugía sustitutiva) o añadiendo una lente sobre el cristalino (cirugía aditiva). En función de esto, hablamos de lentes intraoculares pseudofáquicas o lentes intraoculares fáquicas.

 

Si quieres saber más sobre la miopía y el astigmatismo, puedes contactar con los mejores profesionales médicos en el IOFV.