Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Glaucoma: tipos de tratamientos con láser

0

¿Cómo se trata el glaucoma? Es una pregunta muy frecuente en las consultas oftalmológicas y lo cierto es que depende de cada paciente y del estado en el que se encuentre la enfermedad. No obstante, el empleo de la tecnología láser representa una opción terapéutica segura y eficaz en determinadas clases de glaucoma. Ahora bien, existen diferentes tipos de tratamientos con láser para el glaucoma y te los explicamos con detalle en este post.

Iridotomía periférica

Se utiliza en los casos de glaucoma por cierre angular primario y en los glaucomas agudos por bloqueo pupilar. Estas situaciones se suelen dar en ojos pequeños, en los que los espacios de la región delantera del globo ocular son más estrechos, lo que conlleva una posible obstrucción del drenaje normal del humor acuoso. Esto podría originar una elevación repentina de la presión intraocular (PIO), con dolor asociado y daños importantes en la visión.

La iridotomía periférica también se puede emplear en el glaucoma pigmentario. Mediante el láser conocido como YAG, se lleva a cabo un pequeño orificio en la zona más externa del iris (la región coloreada del ojo), para equilibrar las presiones entre los espacios oculares y reducir el riesgo de una elevación brusca de la PIO.

Trabeculoplastia

Los pacientes con glaucoma de ángulo abierto podrían beneficiarse de la trabeculoplastia como opción inicial o bien como alternativa previa a una cirugía. Mediante esta técnica se pretende modificar la malla trabecular, la región del interior del globo ocular a través de la que se drena el humor acuoso, para reducir la PIO. Existen varios tipos de trabeculoplastias, pero los más conocidos son:

  • Trabeculoplastia láser argón (ALT).

    Tiene la capacidad de coagular, lo que remodela y cambia la estructura de la malla trabecular para aumentar los espacios de salida del humor acuoso.

  • Trabeculoplastia láser selectiva (STL).

    La energía empleada modula la estructura de la malla trabecular, reduciendo las complicaciones, y libera mediadores químicos que incrementan el drenaje acuoso.

  • Trabeculoplastia láser patrón.

    Es la menos extendida.

Cirugía mínimamente invasiva de glaucoma

Algunos grupos de investigadores han publicado, recientemente, su experiencia en la aplicación del láser excímero, empleado a menudo para la corrección de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, de forma directa sobre la malla trabecular. La energía de este láser crea, de una forma localizada y controlada, pequeños orificios en la malla trabecular para incrementar el drenaje del humor acuoso y reducir la PIO.

Se trata de procedimientos quirúrgicos poco invasivos, rápidos, con buen perfil de eficacia y seguridad, y recuperaciones postoperatorias más rápidas. No obstante, la evidencia científica sobre esta cirugía mínimamente invasiva de glaucoma aún es limitada, aunque representan estrategias prometedoras en la reducción de la PIO.

Procedimientos ciclodestructivos

Estos procedimientos están reservados para casos de glaucoma muy avanzados y graves, con escaso pronóstico visual y PIO muy elevadas que no responden a ningún tratamiento médico ni quirúrgico. El láser empleado es de tipo diodo y su aplicación busca destruir los procesos ciliares, que son las estructuras del interior del ojo donde se genera el humor acuoso. Se puede emplear de forma directa por endoscopia o externa, a través de las paredes oculares.

Los procedimientos ciclodestructivos reducen la PIO de forma significativa, lo que evita, en la mayoría de los casos, el dolor ocular por la hipertensión ocular crónica. Asimismo, reduce las complicaciones asociadas en estos ojos complejos.

Si necesitas asesoramiento o quieres saber más sobre la terapia láser para el glaucoma, no dudes en contactar con los mejores profesionales médicos en el IOFV.