Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

En qué consiste el astigmatismo y cómo se puede corregir

2

¿Tienes visión distorsionada o borrosa a cualquier distancia? Es posible que padezcas astigmatismo. Este defecto de refracción afecta de manera significativa en torno al 25% de la población española, siendo el tercer problema visual más común en nuestro país después de la miopía y la presbicia, también conocida como vista cansada.

¿Qué es el astigmatismo?

Cuando alguien padece astigmatismo, cuenta con una córnea anormalmente curvada. Así la curvatura de la córnea, que es transparente y la primera capa del globo ocular, no es igual en todas sus partes, sino que presenta zonas irregulares. En vez de ser esférica, se parece más a una pelota de rugby. De tal manera que uno de sus dos meridianos es más curvo que el otro.

Esto provoca que la luz refracte mal y las imágenes no se enfoquen precisamente en la retina, sino por delante o por detrás, provocando así visión borrosa en el paciente. Llega a ser notable y a afectar la calidad de vida del paciente si no se corrige cuando es igual o mayor a 1 o 1,5 dioptrías.

El astigmatismo puede darse como el único defecto del ojo o aparecer combinado con la miopía (ojos más largos de lo habitual y con dificultad para ver claramente los objetos distantes) o la hipermetropía (ojos más cortos de lo habitual y dificultad para ver claramente los objetos cercanos y lejanos, dependiendo de la edad del paciente). Si el astigmatismo no se trata, provoca otros síntomas como dolor de cabeza, mareos, fatiga y dolor en los músculos de alrededor de los ojos. Incluso en niños pequeños puede ser causante de ambliopías.

Si aumenta de forma progresiva o si el paciente tiene irregulares o altos astigmatismos, puede ser signo de que el paciente presenta queratocono. El queratocono es una enfermedad hereditaria de la córnea, también relacionada con el frotamiento ocular.

¿Cómo se puede corregir el astigmatismo?

Como en todas las cirugías, es precisa una valoración realizada por el equipo de oftalmólogos de la clínica. En ella, y en función de las características específicas del ojo del paciente y un estudio personalizado, se le informará sobre las técnicas más adecuadas y sobre las alternativas posibles a la cirugía si las hubiese.

El astigmatismo puede corregirse mediante las gafas y lentes de contacto, pero si se quiere, se pueden llevar a cabo varios tipos de intervenciones quirúrgicas:

Láser excímer o LSK

En este caso, el láser excímer será el encargado de modificar las irregularidades de la córnea provocadas por el astigmatismo. Esta técnica también corrige otros defectos como la miopía y la hipermetropía, por lo que es una buena alternativa para aquellos que combinan diferentes problemas.

Eso sí, los pacientes que se someten a este método deben cumplir una serie de requisitos como no tener dioptrías elevadas, tener un buen espesor de córnea, no contar con antecedentes de ojo seco ni con enfermedades corneales.

Lentes intraoculares

Hasta hace unos años no había posibilidad de corregir el astigmatismo mediante lentes intraoculares. Ahora ya es posible gracias a las lentes tóricas y a los sistemas digitales de valoración intraoperatoria que permiten mejorar los resultados.

Las lentes intraoculares tóricas (tanto mono como multifocales), que corrigen específicamente el astigmatismo, preservan la integridad de la córnea al no tener la necesidad de actuar sobre ella con el láser.

Es por ello que durante la cirugía de cataratas, existe la posibilidad de corregir el astigmatismo junto a otros defectos visuales como miopía, hipermetropía o presbicia.

En ocasiones, los defectos astigmáticos no pueden ser corregidos (total o parcialmente) con las lentes tóricas y necesitamos realizar incisiones en la córnea. Para estas intervenciones que requieren un “corte” en la córnea, en el Instituto contamos con el láser de femtosegundo, que reproduce con gran exactitud las microincisiones previamente diseñadas por el cirujano en el sistema informático, haciéndolas extremadamente precisas, en menor tiempo y proporcionando una mayor tranquilidad a los pacientes que con la técnica manual.

Así, por lo general, se consiguen resultados que corrigen toda la graduación astigmática haciendo que el paciente recupere completamente su visión, si no existe otro problema ocular asociado.

La combinación de lentes intraoculares y láser excímer también es una opción de la cual se benefician un gran número de pacientes

Segmentos intracorneales

Se utilizan para corregir los astigmatismos en pacientes con queratocono o en trasplantes de córnea, una vez retiradas las suturas. Se introducen en un túnel circular realizado con láser de femtosegundo.

1 Response