Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Visión borrosa en un ojo: posibles causas

0

La visión borrosa en un ojo puede tener su origen en una gran variedad de causas, aunque por lo general, la más común suele ser un defecto refractivo: principalmente miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Estos problemas son  fácilmente corregibles mediante el uso de gafas, lentes de contacto o también de manera quirúrgica. En cualquier caso, es necesario acudir a un oftalmólogo para que determine cuál es la causa de la visión borrosa mediante un examen ocular detallado, pues existen otras enfermedades que pueden estar detrás de este síntoma.

Degeneración macular asociada a la edad (DMAE

Es la causa más frecuente de ceguera en personas mayores. La pérdida de visión está causada por una lesión en la mácula, (zona central  de la retina), una zona de importancia capital para la visión.

Presbicia

Es la disminución de la capacidad de acomodación del cristalino para la visión de cerca, también denominada vista cansada. Forma parte de los defectos refractivos junto a la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. La presbicia provoca, entre otros síntomas, una visión borrosa de cerca y está relacionada con el factor de la edad. El cristalino envejece y se produce una pérdida de elasticidad y de la capacidad para enfocar correctamente. Es por eso que suele presentarse a partir de los 40 años y comienza a ser clínicamente significativa a partir de los 45. Además va en aumento, por lo que la corrección óptica pasa de ser ocasional a habitual con el transcurrir de los años.

Cataratas

Se producen cuando el cristalino pierde su transparencia. Suele darse alrededor de los 65 o 70 años y los síntomas más habituales son visión borrosa o nublada, dificultades para ver por la noche o deslumbramiento intenso con la luz. No existe un tratamiento farmacológico, por lo que el único tratamiento es la cirugía. Se sustituye el cristalino opacificado por una lente artificial, denominada lente intraocular, que pasa a realizar las funciones del cristalino.

Retinopatía diabética

Es una de las complicaciones visuales más graves de la diabetes y está causada por un daño en los vasos de la retina, que puede conducir a la ceguera si la enfermedad no se controla bien. Los síntomas de la retinopatía diabética son variados, aunque lo más común es que experimente una mala visión central debido a la afectación de la mácula. Una vez que han aparecido las lesiones, el tratamiento se basa en el control de la enfermedad y en el uso de fármacos antiangiogénicos principalmente.

Sequedad ocular

El ojo seco es una enfermedad que afecta a las partes más externas del órgano y que se produce cuando este pierde su función de proteger, lubricar y mejorar la visión. Los síntomas más frecuentes son la sensación de tener arenillas dentro del ojo y quemazón, pero en los casos más graves puede llegar a producir una disminución de la visión, dolor y fotofobia. Es una enfermedad crónica, progresiva y lenta y en muchos casos está originada por una enfermedad en los párpados como la blefaritis o la rosácea ocular. Existen diferentes opciones de tratamiento según la gravedad y van desde lágrimas artificiales, antiinflamatorios hasta el uso de derivados hemáticos.

Migrañas

Suelen provocar dolor en un lado de la cabeza y en un lateral del ojo. Esto se debe a la dilatación de las paredes de los vasos sanguíneos de la cabeza y de manera intermitente. En el caso de las migrañas con aura, en las que el paciente presenta sensibilidad a la luz, es habitual que se experimente también visión borrosa en un ojo o, incluso, en ambos cuando sufren un ataque.

Otros síntomas asociados

Es importante recordar que si experimentamos visión borrosa en uno o en ambos ojos y desconocemos su causa, es necesario acudir a un oftalmólogo para realizar un examen ocular detallado. Esto ayudará a determinar la enfermedad o trastorno que provoca este problema para posteriormente tratarlo y evitar complicaciones más graves.