Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

INSTITUTO OFTALMOLÓGICO   FUNDACIÓN DE INVESTIGACIÓN OFTALMOLÓGICA   INSTITUTO UNIVERSITARIO   FUNDACIÓN FERNÁNDEZ-VEGA  ¿Te llamamos?
Welcome to MedicalPress a Premium Medical Theme
Title Image
Estás en:  / Inicio  /  Retina y vítreo  /  Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una complicación grave de la diabetes que afecta a los vasos sanguíneos que llevan la sangre a la retina. En los siguientes videos, el Dr. Álvaro Fernández-Vega nos cuenta cómo debe ser tratada.

RETINOPATÍA DIABÉTICA

La retinopatía diabética es una complicación ocular y vascular de la diabetes, que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Puede afectar a cualquier paciente con diabetes tanto de tipo 1 como de tipo 2. Cuanto más años de evolución se lleve más posibilidades hay de desarrollar una retinopatía.  La enfermedad diabética es asintomática al principio, de ahí la importancia de realizar revisiones periódicas de la vista.

A veces el paciente no llega con síntomas, pero cuando se le realiza la revisión, presenta ya un fondo de ojo en el que el oftalmólogo ve que el colesterol se ha salido de los vasos sanguíneos y empieza a encharcarse la retina.

Ese es el primer paso de la retinopatía. Los vasos sanguíneos comienzan a fallar y sueltan suero, lo que provoca un engrosamiento de la retina, que afecta a la visión de forma progresiva. Primero por el centro, pero puede continuar evolucionando hasta la ceguera completa.

Más información en nuestro blog

Cómo afecta la diabetes a los ojos y cuál es su tratamiento

content_tratamiento

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

El diagnóstico de la enfermedad se realiza con una revisión del fondo del ojo. Todos los pacientes que sufren esta enfermedad realizan, al menos, un control anual de la misma, pues se trata de una enfermedad cuyo tratamiento depende en un 90% del esfuerzo del paciente.

Para ello, existen seis factores clave que determinan la evolución de la enfermedad. Hay que mantener un estricto control del azúcar, del colesterol y lípidos, así como de la tensión arterial. Además, es obligatorio hacer ejercicio de forma regular y no fumar. En el caso de roncadores, también es importante realizar un estudio de apnea nocturna y si hay anemia, corregirla. El diabético debe controlar de forma estricta su peso para nunca tener obesidad.
Cuando ya se llega a las fases más avanzadas de la enfermedad y no bastan las medidas de control, es cuando se recurre a la cirugía. En muchas ocasiones, con una operación es posible restablecer la visión a pacientes ciegos. Puede ser que no sea posible recuperar la totalidad de su vista anterior a la enfermedad, pero sí se logra arreglar muchas veces el siniestro que ha producido el azúcar.
Por suerte, cada vez existe una concienciación mayor de la enfermedad y se van reduciendo los casos en los que es necesario intervenir.

Hay que destacar:

  • Más del 90% del tratamiento de la retinopatía diabética depende de los propios pacientes.
  • No fumar y hacer ejercicio son dos factores claves en el control de la enfermedad.

EL TRATAMIENTO DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA