Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Cómo tratar los diferentes tipos de Conjuntivitis?

3

¿Tiene enrojecimiento ocular? ¿picor, escozor, lagrimeo? La conjuntivitis, es una dolencia ocular muy común tanto en niños como adultos. La conjuntivitis son los procesos en los que se inflama la conjuntiva, esta inflamación puede estar provocada por diferentes causas, las más comunes son las bacterias, los virus y los alérgenos ambientales. En algunas ocasiones menos frecuentes la conjuntivitis puede ser causada por agentes físicos, químicos u otros gérmenes.

Según la causa que origine la Conjuntivitis podemos diferenciar varios tipos:

La conjuntivitis bacteriana: Muy común entre personas de edad avanzada y niños. En el caso de las personas mayores es frecuente en aquellos que presentan sequedad ocular y alteraciones en las vías lagrimales.

Por otro lado, cuando los más pequeños sufren de conjuntivitis bacteriana puede ser por la falta de higiene (manos sucias por juegos), párpados ya inflamados o por contagio.

Las conjuntivitis víricas: la gran mayoría de veces son causadas por adenovirus,- que produce epidemias-,  familias de virus que pueden ocasionar enfermedades en diferentes áreas del cuerpo, en este caso afectan a los ojos provocando enrojecimiento ocular, parpados inflamados y dolor. Los adenovirus suelen afectar a las vías respiratorias por ello muchas veces se asocian con adenopatía pre-auricular y faringitis. Otros virus causantes de conjuntivitis vírica son, el virus de la gripe y el virus del herpes, que provoca una blefaroconjuntivitis, causando la aparición de pequeñas vesículas alrededor del ojo.

Las conjuntivitis alérgicas: Este tipo de conjuntivitis son muy frecuentes entre personas con atopia y en aquellas que ya tienen otros síntomas alérgicos, como asma, rinitis y faringitis. Este tipo de conjuntivitis se caracteriza por presentar enrojecimiento ocular con picor y escozor, lagrimeo y fotofobia.

Una vez identificado el tipo de conjuntivitis, existen diferentes tipos de tratamiento en función del tipo de conjuntivitis. Pero hay un paso previo al tratamiento que es común para todas ellas.

Siempre que se presente una inflamación de la conjuntiva es importante descartar la presencia de úlceras corneales, para ello se tiñe la córnea y la conjuntiva con FLUORESCEINA se examina el ojo con la ayuda de una luz que tenga filtro azul. Si se sospecha afectación corneal o virus de herpes, remitir directamente al oftalmólogo.

La conjuntivitis es una afección ocular que generalmente es leve y fácil de tratar.

En el caso de la conjuntivitis bacteriana, se trata con antibióticos – TOBRAMICINA (TOBREX),  AZYTROMICINA (AZYDROP) CIPROFLOXACINO (OFTACILOX) – el paciente tendrá que aplicarse el antibiótico en gotas. La duración y el tipo de antibiótico utilizado será especificado por el especialista. Cuando el causante de la conjuntivitis es un adenovirus (conjuntivitis vírica) se utilizarán un antibiótico como la Tobramicina combinado con un antiinflamatorio como el Diclofenaco (OCUBRAX colirio)o combinándolo con un corticoesteroide como la Fluometalona.  En el caso de las conjuntivitis alérgicas el tratamiento estará basado en el uso de antiistaminicos tópicos, en este caso los más usados son Azelastina (Afluon), Ketotifeno (Zaditen) y Levocabastina (Bilina).