Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cuáles son los síntomas de la hipermetropía

0

El principal síntoma que produce la hipermetropía es una mala visión de cerca, debido a que los objetos se enfocan por detrás de la retina, ya que los rayos de luz llegan a la misma sin haber convergido, porque el globo ocular es más corto de lo normal.

Los pacientes pueden notar la dificultad o imposibilidad de leer, cuando la letra es pequeña, o también cuando la visión próxima es clara pero se vuelve borrosa de forma intermitente. Estos síntomas se acentúan cuando la persona está cansada o hay mala luz.

Pero la hipermetropía también afecta a la visión de lejos, aunque la adaptación en la visión de lejos puede ser mejor que en los pacientes miopes.

Además de estos síntomas, este problema visual puede producir otros como:

  • Dolor de cabeza y fatiga ocular, provocados por el esfuerzo que realiza el ojo para ver de manera nítida los objetos cercanos.
  • Pinchazos en los ojos, aunque pueden estar originado por otras causas, es un síntoma muy común de la hipermetropía, también derivado del esfuerzo del ojo para enfocar los objetos cercanos.
  • Ojos rojos, irritados y con picor.
  • Estrabismo: en ocasiones, una hipermetropía elevada sin corregir en un niño puede provocar este problema, por ello la detección precoz es muy importante.

¿Cómo ve una persona hipermétrope?

La gran mayoría de personas con hipermetropía no lleva gafas debido a que la hipermetropía puede no presentar síntomas durante muchos años. Esta situación se da gracias al proceso de acomodación. Para hipermetropías leves y moderadas, el paciente ve bien y no se da cuenta de que tiene hipermetropía ya que este proceso de acomodación se activa solo.

Con el transcurso del tiempo y los años esa capacidad de acomodación se va perdiendo y empezamos a ver mal de cerca e incluso también de lejos aunque la adaptación en la visión de lejos es mejor. Esta situación puede inducir a pensar que la hipermetropía va aumentando con la edad, pero todo lo contrario, lo que ocurre es que con la edad el problema se manifiesta.

A determinadas edades la hipermetropía puede confundirse con la vista cansada. La diferencia radica en que el paciente hipermétrope con gafas verá bien de cerca y de lejos a diferencia del paciente con vista cansada que con gafas verá bien de cerca pero mal de lejos.

Ante cualquier problema visual, lo más adecuado es acudir a un especialista, quien indicará qué medidas tomar para cada caso específico.