Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Las lentes intraoculares epicristalinianas ICL

0

Las EVO ICL son lentes que, a diferencia de las de contacto que se colocan sobre la córnea,  se introducen dentro del ojo, justo encima del cristalino. Son para aquellos pacientes que presentan algunas ametropías (miopía, hipermetropía y astigmatismo) que no se pueden operar con láser, como es el caso de quienes tienen miopías superiores a seis dioptrías o tienen menos, pero sus córneas son muy delgadas o patológicas. También se puede utilizar para eliminar la hipermetropía y el astigmatismo en hipermétropes con cámaras anteriores profundas.

Estas lentes preservan, a diferencia de otras técnicas, el cristalino y la córnea para el futuro. Además, le permiten al paciente realizar todo tipo de actividades, obteniendo una gran calidad visual.

¿Son aptas las lentes ICL para todo tipo de pacientes?

Antes de realizar esta intervención, se llevan a cabo, entre otros, estudios para saber si la cámara anterior del ojo (distancia entre la córnea y el cristalino)  tiene el tamaño óptimo para colocar la lente y para ello  es necesario cerciorarse con una evaluación oftalmológica completa previa.

Desde el IOFV llevamos años tratando de avanzar en el desarrollo de las nuevas técnicas de cirugía refractiva para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo e incorporando todo aquel equipo de diagnóstico y tratamiento que sea necesario para poder ofrecer a cada paciente, tras un exhaustivo estudio, la mejor solución para su caso. A todos los pacientes que son aptos para la cirugía con ICL les explicamos cómo se realiza la graduación, la intervención quirúrgica y el postoperatorio, detallando cada una de ellas, así como beneficios y contraindicaciones.

¿Es necesario cambiarlas con el tiempo?

Las EVO ICL tienen más de 20 años de historia y a lo largo de este periodo se ha podido observar su buena tolerancia y calidad óptica, además de su reversibilidad.  Una vez implantadas las lentes intraoculares se recomienda acudir a revisiones periódicas para controlar siempre la evolución de la miopía, así como mantener al día el cuidado de la salud ocular de nuestros pacientes.