Tratamiento del Glaucoma: Implante Xen - Instituto Oftalmológico Fernández-Vega
FUNDACIÓN DE INVESTIGACIÓN OFTALMOLÓGICA   INSTITUTO UNIVERSITARIO   FUNDACIÓN FERNÁNDEZ-VEGA  ¿Te llamamos?
Title Image
Estás en:  / Inicio  /  Glaucoma  /  Implante Xen® para el tratamiento del glaucoma

Implante Xen® para el tratamiento del glaucoma

El implante Xen® consiste en un pequeño tubo compuesto de gelatina biocompatible que crea una comunicación directa (micro-fístula) entre la cámara anterior y el espacio subconjuntival, permitiendo la salida regulada y controlada de humor acuoso y reduciendo así la PIO.

El glaucoma es una de las enfermedades oculares más graves porque causa un daño irreversible en el nervio óptico y puede acabar desembocando en la pérdida total de la visión. En general, cuando se detecta un caso de glaucoma el tratamiento está enfocado en prevenir que aumente la PIO, sin embargo, en casos muy avanzados y graves se puede recurrir a la cirugía. Una de las técnicas quirúrgica más eficaces es el implante Xen®. 

El implante Xen® consiste en un pequeño tubo compuesto de gelatina biocompatible que crea una comunicación directa (micro-fístula) entre la cámara anterior y el espacio subconjuntival. Esto permite la salida regulada y controlada de humor acuoso, reduciendo así la presión intraocular (PIO). 

Cirugía Mínimamente invasiva para el control de la PIO o presión intraocular 

La elevación de la presión intraocular representa el mayor factor predisponente para la aparición y progresión del glaucoma, y es el único factor de riesgo que actualmente es posible tratar de controlar. Cuando la PIO no se consigue reducir y controlar con fármacos tópicos o con terapia láser está indicado un tratamiento quirúrgico, como la operación de glaucoma. 

Las técnicas de cirugía filtrante del glaucoma, como la trabeculectomía o la esclerectomía profunda no perforante, son los procedimientos más frecuentemente realizados, pues permiten una disminución muy eficaz de la PIO. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no están exentas de riesgos y pueden presentar algunas complicaciones. 

En la actualidad, se están desarrollando técnicas de cirugía mínimamente invasiva de glaucoma – “Minimally Invasive Glaucoma Surgery” (MIGS) – que permiten reducir la PIO de forma eficaz en casos de glaucoma de ángulo abierto. Así, estos procedimientos se están presentando como una opción quirúrgica adicional en algunos grupos de pacientes. La MIGS engloba procesos de pequeña incisión: dispositivos quirúrgicos o pequeños implantes que aportan menor manipulación quirúrgica. Esto permite cirugías más rápidas (sin puntos de sutura), menor repercusión visual, y recuperaciones postoperatorias más aceleradas. 

¿Qué es un implante Xen® y cómo ayuda al control de la PIO?  

Dentro de los dispositivos de MIGS se halla el implanteXen®, que consiste en un pequeño tubo compuesto de gelatina biocompatible que crea una comunicación directa(micro-fístula) entre la cámara anterior y el espacio subconjuntival, permitiendo la salida regulada y controlada de humor acuoso, reduciendo así la PIO.  

¿Qué pacientes deberían usar un dispositivo Xen®

Los dispositivos Xen® pueden ayudar a numerosos pacientes de diversos perfiles. En concreto, está especialmente indicado en personas que presentan hipertensión ocular no controlada o glaucoma leve o moderado. También está pensado para pacientes que ya se encuentran en tratamiento con múltiples fármacos hipotensores, presentan intolerancia a los colirios, no tienen una rápida progresión y no cuentan con una PIO excesivamente elevada. Finalmente, también se recomienda a las personas con alto riesgo quirúrgico de cirugía filtrante. 

Posibles complicaciones del implante Xen® y cuidados post operatorios 

El implante Xen® implica la formación de una ampolla de filtración subconjuntival, cuya integridad influye en el correcto funcionamiento de la operación a medio y largo plazo. Ha demostrado un bajo índice de complicaciones y una elevada eficacia con buen perfil de seguridad.  

Habitualmente, el implante de Xen® se realiza bajo anestesia loco regional y se puede llevar a cabo en combinación con la cirugía de catarata, en el mismo acto quirúrgico.  

Uno de los grandes beneficios de este tipo de implantes es que permite reducir o incluso suspender los colirios para el tratamiento del glaucoma. Asimismo, la recuperación visual es más rápida y, en general, no supone un obstáculo para la realización de una cirugía clásica de glaucoma si fuera necesaria en un segundo tiempo. 

Tratamiento oftalmológico

Es muy importante destacar que este tipo de intervención requiere un seguimiento exhaustivo y detallado, incluyendo en general varias revisiones en las primeras

semanas del postoperatorio. 

Se revisan los espacios del ojo y la forma y función de la ampolla de filtración, asegurando que la comunicación permanece permeable, con un filtrado adecuado (ni demasiado elevado ni excesivamente reducido) que evite grandes oscilaciones en las cifras de presión intraocular. 

En ocasiones, es necesario llevar a cabo diversas manipulaciones en la zona de la cirugía, e incluso maniobras o empleo de ciertos fármacos adicionales locales para evitar el proceso de cicatrización que reduciría el éxito de la intervención.