Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El trasplante de córnea. En qué consiste y sus tipos

2

La córnea es la primera lente transparente que tenemos en el globo ocular. El trasplante de córnea consiste en sustituir la córnea enferma de un paciente por una córnea sana de un donante. La córnea está formada por tres capas: el epitelio, el estroma y el endotelio. Una enfermedad puede afectar a toda la córnea, pero en la mayoría de los casos suele afectar a solo a una de las diferentes capas.

Hasta hace poco tiempo, la cirugía del trasplante consistía en eliminar la córnea y sustituirla por otra. Gracias a los avances médicos, actualmente es posible trabajar únicamente sobre la capa afectada. Es la gran revolución en este tipo de cirugía –conocida como trasplante lamelar– ya que hay pacientes que padecen la enfermedad en una capa más superficial (en el epitelio o el estroma) y otros en la más profunda (en el endotelio).

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega cuenta con un equipo de profesionales expertos en la cirugía lamelar que sustituye la capa afectada. Se trata de una técnica más efectiva que permite ofrecer al paciente un tratamiento a la carta, de hecho, estudios médicos indican que obtiene mejores resultados. Y es que hay enfermedades que afectan a las capas más superficiales, como es el caso del herpes corneal o del queratocono, mientras que existen otras, como la distrofia endotelial de Fuch, que afectan a las capas más profundas.

¿En qué consiste el trasplante lamelar y el penetrante?

Para obtener el mejor resultado hay que determinar la zona de la córnea afectada del paciente, realizar un buen diagnóstico y decidir el trasplante en función de la patología y de la capa afectada. El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, puntero en el trasplante lamelar, realiza un exhaustivo estudio de la patología.

Tras su análisis, el equipo de profesionales determina el trasplante: lamelar (solo sobre la capa dañada) o penetrante (se lleva a cabo cuando la córnea ha sufrido un traumatismo que ha afectado a toda su estructura y debe eliminarse por completo).

En el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega trabajan con diferentes técnicas en los trasplantes por capas que sitúan al centro a la cabeza en la cirugía lamelar. Así, si la patología daña la capa más superficial se realiza un SALK (Superficial Anterior Lamellar Keratoplasty),  si es más extenso y profundiza a través del estroma, se lleva a cabo un DALK (Deep Anterior Lamellar Keratoplasty) y si el problema está únicamente en la parte más profunda, en el endotelio, se realiza un DMEK (Descemet Membrane Endothelial Keratoplasty).