Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cómo evitar que se empañen las gafas al usar mascarillas

1

Con la pandemia de coronavirus, el uso de las mascarillas se hace indispensable en nuestro día a día. Como muchos de nuestros pacientes suelen utilizar gafas, es muy importante saber cómo colocar correctamente la mascarilla con las gafas para estar protegidos. 

Recomendaciones para ajustar perfectamente la mascarilla y que no empañe la gafa

Para usar las gafas junto con las mascarillas, lo ideal es primero colocar bien la mascarilla y luego encima la gafa. Para evitar que se empañe, desde el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega aconsejamos que para limpiar bien las gafas y para favorecer que no se empañen, hay que utilizar productos adecuados a ello, como spray, gamuza o gel antivaho.

También aconsejamos apretar el pequeño «alambre» que lleva la mascarilla en la parte superior o poner un pedacito de esparadrapo de papel en la nariz para impedir que suba el vaho hacia las gafas.

Como elemento adicional, podemos colocar un pañuelo entre la cara y la mascarilla para evitar que salga vaho.

Sin embargo, desaconsejamos aplicar cualquier jabón general en las lentes: no es buena opción porque pueden estropearlas (sobre todo las orgánicas) o alguno de los tratamientos que llevan. El jabón que sí recomendamos para limpiar la montura y los cristales debe ser de tipo NEUTRO.

¿Cómo usar correctamente las mascarillas?

Las mascarillas están diseñadas para proteger al portador de la inhalación de atmósferas peligrosas, incluyendo humos, vapores, gases y partículas como polvo, microorganismos – bacterias y virus – aerotransportados, así como para proteger a los demás cuando el portador puede contagiar alguna enfermedad.

Desde el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega aconsejamos, sobre todo en instalaciones sanitarias, el uso de mascarillas quirúrgicas y autofiltrantes. Para otros espacios abiertos o cerrados diferentes a los hospitalarios o de consulta, podemos utilizar las mascarillas higiénicas, siempre que sean homologadas.

Independientemente a las características de la mascarilla que usemos, es prioritario conocer cómo se utilizan correctamente para evitar contagios:

  1. Lavar las manos con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol antes y después de colocarlas
  2. Apretar y ajustar bien la mascarilla al contorno de la nariz, cubriendo la barbilla, boca y la nariz con la mascarilla, asegurándose de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  3. Evitar tocar la parte delantera de la mascarilla mientras la estás usando. Si la tocas, hay que volver a desinfectar las manos. Al retirarla, no tocarla nunca con las manos. Hacerlo por las tiras o gomas y lavarse o higienizar inmediatamente después las manos
  4. Cambiar las mascarillas adecuadas a cada tipología, es decir controlar el tiempo de uso y si son reutilizables o no.

El uso de mascarilla, por tanto, es lo más apropiado para evitar tocar barbilla, nariz y boca. Utilizar de forma correcta e higiénica ambos complementos, puede ayudarte a mantener tu nariz, boca y ojos resguardados y evitar tocártelos de manera involuntaria.