Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Tienes pérdida de visión periférica? Causas y tratamientos

Cuando ves una película, miras un cuadro o lees en el ordenador, como ahora mismo, estás utilizando tu visión central. Esta es la parte de la vista encargada de apreciar los detalles más pequeños como las letras o las texturas, y abarca unos 30 grados. Pero ¿qué pasa con el resto de nuestro campo de visión? Seguro que aunque estés leyendo este artículo, tus ojos están viendo otros objetos aparte de la pantalla… y de eso se encarga la visión periférica.

La visión periférica nos permite ver nuestro entorno en general, puede abarcar casi 180 grados y está relacionada con la localización y el reconocimiento de los objetos de nuestro alrededor. Es importante para desenvolvernos en el día a día con normalidad y de manera independiente, poder movernos por la calle, ubicarnos en sitios desconocidos, conducir, subir o bajar escaleras, hacer deporte o todas esas pequeñas funciones cotidianas que necesitan que tengamos noción del mundo que nos rodea, aunque no estemos totalmente concentrados en él.

La visión periférica funciona correctamente gracias a los bastones, unos 120 millones de células fotorreceptoras de la retina, encargadas de la visión periférica y nocturna. Estas células tan especializadas se comunican con el cerebro a través del nervio óptico para transmitir la información que captan. Por lo tanto, sin el buen funcionamiento de ambos se puede llegar a perder la visión periférica, bien de manera temporal o permanentemente. A continuación, analizaremos qué supone esta pérdida de visión periférica, las posibles causas y qué tratamientos se pueden seguir para evitarlo.

 

ojo_abierto

¿Qué síntomas y consecuencias tiene la pérdida de visión periférica? 

La pérdida de la visión periférica conlleva una reducción del campo visual que impide que veamos los laterales, manteniendo intacta la visión central. Es el fenómeno que comúnmente se conoce como visión en túnel, porque genera el efecto óptico de estar recorriendo un túnel ya que se pueden seguir apreciando los detalles y lo que se encuentra en el centro.

Uno de los principales problemas del proceso de pérdida de visión periférica es que ocurre de manera paulatina. Como tampoco está asociada con otros síntomas como el dolor, es común que pase desapercibido en los pacientes hasta que está muy avanzada. En cambio, sí que es un problema sencillo de diagnosticar por un oftalmólogo incluso en los primeros estadíos; por eso es tan importante acudir con regularidad a consulta para las revisiones periódicas.

visión_efecto_tunel

¿Cuáles son las causas de la pérdida de visión periférica? 

Como apuntábamos, hay diversas causas por las que puede ocurrir la pérdida de la visión periférica, bien de manera temporal o permanentemente. En general está asociada a enfermedades de la retina, pero también pueden ser problemas en el nervio óptico o, incluso, en la zona del cerebro dedicada a la visión, como un ictus.

A continuación, vamos a recorrer las causas más comunes asociadas a la pérdida de la visión periférica y las consecuencias de cada una.

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que, en general, produce una acumulación del líquido intraocular en la parte más anterior del ojo, aumentando la tensión ocular y dañando el nervio óptico. Es la principal causa de ceguera irreversible entre las personas mayores de 60 años y también puede acarrear la pérdida de la visión periférica.

Retinopatía diabética

Esta enfermedad de la vista está causada por un mal cuidado de la diabetes y puede causar varios problemas de visión, como la pérdida de visión periférica o el desprendimiento de retina. Un mal control de la diabetes puede generar que los altos niveles de azúcar en la sangre dañen los vasos sanguíneos en la retina, bien haciendo que se hinchen y se fugue el líquido o bien que se cierren evitando que la sangre pueda fluir.

Retinitis pigmentaria

Esta enfermedad genética está asociada con la pérdida de visión gradual, pues influye en cómo la retina responde a la luz. Es una de las causantes más comunes de los problemas de visión periférica, aunque también puede tener un impacto en la visión nocturna, en la visión central o en la visión en color. La velocidad del proceso varía mucho entre las personas, aunque no es habitual que se llegue a la ceguera total.

Hipertensión intracraneal idiopática

Esta condición aumenta la presión en la cabeza, generando dolores y problemas de visión. Ocurre cuando el líquido cefalorraquídeo, que baña el cerebro y la médula espinal, no puede circular como debería, acumulándose en el cerebro y aumentando la presión. Esto tiene un impacto en el nervio óptico, haciendo que se inflame y produciendo la pérdida de visión.

gafas_visión_libro

¿Tiene tratamiento la pérdida de visión periférica?

Desafortunadamente, a día de hoy aún no hay ninguna opción sencilla para paliar la pérdida de visión periférica. Al contrario que con otras patologías de la vista como la miopía o el astigmatismo, las gafas o las lentes de contacto convencionales tan sencillas de conseguir, no funcionan en este caso.

En todos los casos, la mejor herramienta contra la perdida de la visión periférica es la prevención. Y como hemos comentado, este tipo de visión puede ser causa de enfermedades que causan ceguera, por lo que una revisión a tiempo con el oftalmológo es el mejor consejo para tratarlo a tiempo y evitar que evolucione.