Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Qué hacer si se mete algo en el ojo?

14

Seguro que alguna vez te ha ocurrido: un elemento extraño aparece como por arte de magia en tu ojo causando dolor, irritación y/o lagrimeo. ¿Qué debemos hacer en estos casos?

La primera indicación (y la más importante) es no frotar los ojos ni ejercer presión sobre ellos. Sabemos que es una reacción natural pero podría ser contraproducente, pues al hacerlo podemos rayar la córnea o causar una infección en el ojo.

En caso de que la lesión haya sido causada por un agente químico o puntiagudo, o si el objeto está incrustado en el ojo, acude inmediatamente a un especialista para que te ayude. En el supuesto del agente químico trata de conseguir además una muestra para que el especialista identifique con facilidad el problema y pueda estimar los daños causados por el mismo.

Si la molestia en cambio es producida por polvo, una pestaña, arenilla o algún agente similar, mantén la calma, el ojo tiende a expulsar estos objetos extraños por sí mismo mediante el parpadeo y las lágrimas. Si no es así y debes extraerlo tú, recuerda limpiar adecuadamente tus manos antes de tocar el ojo para evitar causar una infección.

El siguiente paso que debes que dar es localizar el agente externo que está provocando la molestia. Para ello lo mejor será que te coloques frente a un espejo (o pidas ayuda a una tercera persona) y muevas el ojo hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados. Si no encuentras el objeto trata de mirar con cuidado bajo los párpados.

Si una vez localizado consideras que puedes retirarlo tú mismo, hazlo con suavidad empleando un algodón. Si no es el caso, prueba a lavar tu ojo con un suave chorro de agua, dejando que ésta resbale desde el puente de la nariz hasta la parte ocular más externa de forma que arrastre consigo el objeto. También puedes enjuagarte con gotas para los ojos.

Si finalmente no puedes extraer el objeto o los síntomas persisten una vez que este se ha retirado la mejor opción es que acudas a un profesional. ¡Los ojos son una zona muy delicada y no vale la pena correr riesgos innecesarios!