Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Qué es el queratocono? Síntomas y tratamiento

2

El queratocono es una de las enfermedades más frecuentes de la córnea, que es la capa externa protectora y transparente del ojo. Se trata de una degeneración de la córnea que consiste en un aumento progresivo de su curvatura, la cual va adoptando una forma cónica y produce una pérdida paulatina de visión asociada a miopía y astigmatismo. Si el queratocono está muy avanzado, no puede  corregirse con gafas o con lentillas.

 

¿Qué síntomas tiene el queratocono?

Los síntomas más frecuentes asociados al queratocono son visión borrosa y distorsión de las imágenes. Estos primeros síntomas de la enfermedad  suelen aparecer sobre todo durante la adolescencia. La patología además no siempre se da en los dos ojos a la vez y cada uno puede evolucionar de diferente manera, siendo su progresión más o menos rápida.

Si se producen variaciones en la graduación del astigmatismo y la miopía y no se pueden corregir mediante el uso de gafas, es un síntoma el cual indica que se padece esta patología visual. El uso de las  lentes de contacto mejora la visión porque precisamente lo que hacen las lentes es aplanar la córnea llevándola a su sitio, pero usando lentes de contacto solo estamos dando una solución óptica al  problema del queratocono, porque la córnea sigue teniendo problemas estructurales latentes.

 

¿Cuáles son las causas por las que se desarrolla?

En la actualidad no hay estudios definitivos que concreten de una forma específica las causas por las que se desarrolla esta enfermedad. En algunos casos es hereditario aunque muchos de los pacientes que lo padecen no tienen familiares con antecedentes corneales típicos de esta enfermedad. Pequeños traumatismos persistentes en el tiempo, como frotarse mucho los ojos, también pueden ayudar a dañar la estructura de la córnea y favorecer la aparición del queratocono.

 

¿Qué tratamiento hay para el queratocono?

Hasta hace unos años no existían tratamientos que sirvieran para frenar el avance del queratocono. Cuando aún estaba en una fase inicial, se podían corregir sus síntomas mediante el uso de lentes de contacto. Una vez la enfermedad progresaba y presentaba una sintomatología más severa, la única opción era realizar un trasplante de córnea.

En la actualidad el tratamiento de esta enfermedad va a depender de un diagnóstico precoz porque teniendo en cuenta la evolución de la enfermedad se podrá aplicar un tratamiento u otro. Las distintas fases serían estas:

  1. Si el queratocono es diagnosticado en una fase inicial, se puede usar tratamiento farmacológico, consistente en lágrimas artificiales y medicación.
  2. La siguiente fase sería la utilización de lentes de contacto para corregir el astigmatismo, puesto que mediante el uso de las gafas no se puede corregir.
  3. Cuando los síntomas de la enfermedad se agravan, la única solución es la cirugía. Los avances en investigación y el uso de las más modernas técnicas han ido permitiendo incorporar tratamientos más eficaces que pueden llegar a evitar el trasplante de córnea, como son el crosslinking corneal y el implante de anillos intracorneales.