Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Mirar las pantallas durante mucho tiempo, ¿Daña la vista?

3

En los últimos años ha aumentado el tiempo que pasamos frente a una pantalla, ya sea en casa o en el trabajo. En concreto, se calcula que hoy permanecemos de media unas cuatro horas frente al ordenador y otras tres frente a smartphones y tablets. Por eso, y aunque las pantallas no son malas en sí mismas para el ojo pueden estar en relación con patologías de superficie ocular como la enfermedad de ojo seco y el trabajo en visión próxima puede estar relacionado con el aumento de la prevalencia de miopía.

Es posible que los niños que utilizan dispositivos móviles desde muy pronto lleguen a desarrollar miopía al permanecer durante un largo período de tiempo mirando de cerca. Por ello, es importante que descansen 5 minutos de cada media hora, haciendo entretanto actividades al aire libre.

 

Consejos para evitar que nuestros ojos sufran

-Iluminación adecuada. Es importante regular la intensidad lumínica del dispositivo, pero con eso solo no es suficiente: la sala en la que estemos desarrollando la actividad frente a la pantalla del dispositivo, también debe contar con la iluminación adecuada. Para mejorar el contraste se recomienda que la luz ambiente sea más baja que la del dispositivo.

 

-Mirar al infinito: Además del parpadeo frecuente, otra forma de liberar a nuestros ojos de los efectos nocivos de la radiación electrónica es, aproximadamente cada media hora, apartar nuestra mirada de la pantalla y mirar al infinito durante unos segundos. De ese modo, nuestra vista se tomará un necesario descanso.

 

-Parpadear a menudo: No abusar del tiempo de exposición ante este tipo de dispositivos. En un ambiente de oficina hay otros factores, como el aire acondicionado o la calefacción, que producen sequedad en los ojos. Si a ello le sumamos el tiempo que pasamos con la mirada fija en la pantalla, nuestros ojos se resienten. Por ello es muy importante parpadear a menudo-este es un mecanismo natural de hidratación de los ojos- e incluso no está de más tener a mano alguna solución en forma de lágrimas artificiales que nos ayude a paliar esa sequedad.

 

-Mantener una distancia adecuada entre nosotros y la pantalla -al menos de entre 50 y 60 cm– es otra medida preventiva que debemos tener en cuenta. Y como siempre, ante la duda, acuda al especialista.