Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Dolor de cabeza y ojos: ¿pueden estar relacionados?

0

La mayoría de la población ha padecido dolor de cabeza alguna vez en su vida. Tanto es así que en muchas ocasiones lo achacamos al estrés diario y lo aceptamos erróneamente como algo normal. Sin embargo, tras un dolor de cabeza hay siempre una causa y, en ocasiones, puede estar vinculada con nuestra salud ocular.

“Doctor, me duele la cabeza, ¿tiene que ver con los ojos?” es una de las preguntas que escuchamos con frecuencia en nuestras consultas. Aunque todo depende de cada caso, desde el blog del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega os contamos cómo pueden estar relacionados los dolores de cabeza y ojos.

Causas oculares del dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede ser síntoma de un problema de visión al que se le debe prestar atención. A continuación, explicamos los más frecuentes: 

Problemas de refracción no tratados: cuando padecemos miopía, hipermetropía y astigmatismo y no lo corregimos, nuestros ojos están realizando un sobreesfuerzo constante de enfoque. Esto puede provocarnos dolor de cabeza y suele ir acompañado de otros síntomas como escozor en los ojos, visión borrosa (especialmente cuando hay poca luz), fotofobia o anillos alrededor de focos de luz.

Presbicia o vista cansada, en sus comienzos: es un problema ocular que surge con la edad y es posible que en las primeras fases el paciente no se dé cuenta de que empieza a ver peor. Uno de los síntomas que nos puede advertir sobre el problema, especialmente si pasamos de 50 años de edad, es que esa falta de visión (de cerca) viene acompañada de dolores de cabeza.

Alternaciones en las vergencias oculares: fundamentalmente en la insuficiencia de convergencia, con o sin defecto de refracción asociado, y con o sin estrabismo asociado.

Glaucoma agudo: es uno de los casos más graves que también está relacionado con los dolores de cabeza. Suele ser poco frecuente pero debe tratarse de forma inmediata. Para detectar sus síntomas, por lo general, el dolor es muy intenso, se inicia en el ojo y se va extendiendo al resto de la cabeza.

Además estos dolores pueden ir acompañados de alteraciones de la vista, con visión borrosa y percepción de halos alrededor de fuentes de luz, enrojecimiento de los ojos, cambios en la coloración del iris, dilatación de la pupila o náuseas y vómitos. 

Otros problemas con dolores de cabeza y ojos

También hay otras patologías que, aunque no están directamente relacionadas con la salud ocular, también pueden afectar a nuestra cabeza y ojos.

Es el caso de la sinusitis. Esta infección de los senos paranasales, causada por un hongo, una bacteria o un virus, puede provocar intensos dolores de la zona del lagrimal y extenderse al resto del ojo y la cabeza en general. Además suele ir acompañada de congestión nasal.

Las cefaleas provocadas por tensión o contractura muscular también pueden producir molestias en los ojos y en las sienes. Al igual que las migrañas que, en su caso, provocan dolor en un lado de la cabeza y en un lateral del ojo. Esto está causado por la dilatación de las paredes de los vasos sanguíneas de la cabeza y su dolor es intermitente. A algunos pacientes también les producen náuseas y vómitos.

En cualquier caso, es importante no banalizar los dolores de cabeza y acudir a un especialista cuando nos ocurran de manera continuada. Suelen avisar de que algo no va bien en nuestro cuerpo.