Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

INSTITUTO OFTALMOLÓGICO   FUNDACIÓN DE INVESTIGACIÓN OFTALMOLÓGICA   INSTITUTO UNIVERSITARIO   FUNDACIÓN FERNÁNDEZ-VEGA  ¿Te llamamos?
Welcome to MedicalPress a Premium Medical Theme
Title Image
Estás en:  / Inicio  /  Cirugía de la córnea  /  Queratocono

Queratocono

El queratocono es una enfermedad degenerativa de la córnea, que es la capa transparente de la parte anterior del ojo.

SÍNTOMAS

En su fase incipiente, que se produce en la adolescencia, el queratocono ocasiona un astigmatismo irregular causado por la deformación de la córnea. La visión borrosa y la distorsión de las imágenes son los síntomas de este deterioro de la vista que luego progresa con mayor o menor rapidez a lo largo del tiempo. El empeoramiento se produce en la visión diurna a cualquier distancia (astigmatismo y miopía) y también en la visión nocturna, pudiendo estar asociados otros síntomas: fotofobia, fatiga ocular e irritación de los ojos. También se puede producir dolor ocular.

La progresión de la enfermedad es diferente en cada ojo y ha de sospecharse de la existencia de queratocono siempre que haya una constante modificación de la graduación del astigmatismo y la miopía, con el agravante de que no se puede corregir adecuadamente con el uso de gafas.

TRATAMIENTO

El tratamiento del queratocono depende del momento del diagnóstico y del grado de evolución que haya alcanzado la enfermedad. En la fase más inicial puede iniciarse un tratamiento farmacológico (lágrimas artificiales y medicamentos para la alergia) dirigido a mejorar la superficie de la córnea, ya que la protusión característica de esta enfermedad es muy leve. El siguiente paso es corregir el astigmatismo con lentes de contacto, ya que con las gafas no se puede lograr este objetivo. Con el tiempo habrá que modificar la curvatura de las lentillas para adaptarlas a la deformación de la córnea o incluso combinar lentillas blandas y duras. Cuando ya no es posible la corrección de las alteraciones visuales con lentes de contacto la única opción de tratamiento es la cirugía.

Aunque hasta no hace mucho sólo cabía esperar el trasplante de córnea, en la actualidad se han desarrollado técnicas terapéuticas eficaces que pueden evitar el trasplante, como son el crosslinking corneal y el implante de anillos intracorneales.

content_tratamiento
cirugia

Más información en nuestro blog: ¿Qué es el queratocono? Síntomas y tratamiento

CIRUGÍA

Para frenar la evolución del queratocono, en las fases iniciales de la enfermedad se utiliza una técnica quirúrgica denominada crosslinking corneal, que consiste en la aplicación de riboflavina en forma de colirio que se activa sometiéndolo a luz ultravioleta. De este modo, se refuerza la acción del colágeno ocular con el fin de dar una mayor rigidez a la córnea y evitar que ésta continúe deformándose. Sin embargo, este tratamiento no permite revertir el deterioro visual que ya se ha producido.

La opción quirúrgica para corregir la deformación de la córnea es la implantación en el estroma (capas intermedias de la córnea) de uno o dos anillos intracorneales. De este modo se mejora la visión y se frena la progresión del queratocono en la mayoría de los casos.

Finalmente, si ninguno de los tratamientos ya mencionados impide la progresión de la enfermedad, habrá que recurrir al trasplante de córnea, que en los últimos tiempos ha evolucionado mucho. En la actualidad se utiliza una técnica denominada cirugía lamelar que, en lugar de tener que trasplantar la totalidad de la córnea, permite que sólo se trasplante la parte afectada de la córnea. Es una técnica menos agresiva, en la que se reduce la posibilidad de rechazo favoreciendo la adaptación del nuevo tejido al ojo y que permite una recuperación más rápida.

RESULTADOS

Hasta la incorporación de todos estos avances terapéuticos, el queratocono era la causa más importante de trasplante de córnea.

Sin embargo, esta opción se puede evitar en numerosos pacientes.

Aún así, la cirugía de transplante lamelar ofrece buenos resultados a la hora de conseguir la rehabilitación visual de nuestros pacientes.