Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Presbicia o vista cansada. Síntomas y posibilidad de operarse

3

La presbicia o disminución de la capacidad de acomodación del cristalino para la visión de cerca, también denominada vista cansada, se presenta a partir de los 40 años y comienza a ser clínicamente significativa a partir de los 45 años. A partir de ese momento, se empieza a necesitar una corrección óptica, que va pasando de ser ocasional, a ser habitual con el transcurrir de los años. Entre los 55 y los 60 años, la presbicia alcanza su máxima expresión, alrededor de +2.50 dioptrías (D).

¿Se puede operar la Presbicia?

Como en todas las cirugías, es precisa una valoración realizada por el equipo de oftalmólogos de la clínica. En ella, y en función de las características específicas del ojo del paciente y un estudio personalizado, se le informará sobre las técnicas más adecuadas y sobre las alternativas posibles a la cirugía si las hubiese.

Desde nuestra amplia experiencia en cirugía del cristalino, recomendamos que el paciente espere a que la presbicia esté bien establecida dado que va aumentando poco a poco. Alrededor de los 50 años va a necesitar un poco más de graduación que la que tenía a los 45 y a los 55 años, un poco más que la que tenía a los 50.

Aconsejamos fijar la edad límite para operar la presbicia en torno a los 55 años. Hay casos en los que se puede adelantar el procedimiento, sobre todo a los pacientes hipermétropes.

 

Tipos de Cirugía de la Presbicia

La presbicia admitiría dos tipos de intervenciones: la cirugía sustitutiva y la cirugía aditiva, que está en fase de desarrollo.
La primera posibilidad quirúrgica consiste en la sustitución del cristalino por un cristalino artificial. En la segunda, se implantaría una lente sobre el cristalino que compensaría total o parcialmente el defecto de acomodación.

1. Cirugía Sustitutiva: Este tipo de operación consta de dos partes bien definidas, la extracción del cristalino afectado y la introducción del cristalino nuevo; o lo que es lo mismo, realizar la lensectomía e implantar la lente intraocular.

Este procedimiento consiste en eliminar parcialmente la cápsula anterior del cristalino, extraer el contenido, en concreto las partes denominadas núcleo y corteza, e introducir la lente en el saco capsular.

En la técnica, no se extrae por completo el cristalino, sino que se deja parte de su cápsula para que envuelva, parcialmente, al cristalino artificial, conocido, clásicamente, como lente intraocular de cámara posterior multifocal.

2. Cirugía Aditiva del Cristalino: Las lentes epicristalinianas constituyen la base de la cirugía aditiva del cristalino y representan un gran avance. En principio, estas lentes se diseñaron hace 20 años para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Gracias a su evolución y al buen resultado obtenido a lo largo de este tiempo, ahora se está estudiando la posibilidad de que se implanten también para corregir la presbicia.

¿En qué consistirá la operación de presbicia con lentes epicristalinianas?

Cuando estas lentes epicristalinianas estén preparadas para ser implantadas en los pacientes, el procedimiento quirúrgico para corregir la presbicia será el mismo que para la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Las lentes se implantarán por delante del cristalino, sin contactar con él; se situarán entre el cristalino y la cara posterior del iris, apoyándose en el surco ciliar.